'El color de su piel', un libro que duele - Trini Vergara

Somos lo que quieres leer

Elegir y armar el catálogo de Trini Vergara Ediciones, una nueva editorial en el mercado en español, era y es todo un desafío.

En el equipo editorial buscamos historias frescas, atrapantes y conmovedoras. Siempre decimos lo mismo: aquellas que nos obliguen a seguir leyendo un capítulo más durante la madrugada, o a perder la noción del tiempo. Creemos que esos son los diamantes en bruto, las historias que se quedan con nosotros.  

Pensando en nuestro primer año, para Motus nos propusimos buscar distintos subgéneros, apelando a una amplia variedad de lectores, porque, como bien dicen “para gustos, los colores”. Partiendo de esa premisa, compramos los derechos de las novelas psicológicas policiales de Charlie Donlea que nos hacen dudar a cada paso quién es el culpable; de Angie Kim, su thriller judicial que te pone la piel de gallina; y de Tess Stimson, sus novelas psicológicas domésticas tan deliciosas como una caja de bombones.   

¿Cómo llega El color de su piel, de John Vercher, al catálogo de Motus?

Este libro en particular aparece en mi lista de recomendaciones de Goodreads, red a la que estoy suscrita desde hace tiempo y en la que he descubierto joyas maravillosas (incluso antes de ser editora de ficción). Con una tapa negra y blanca que no decía gran cosa en su versión original, había algo ahí que no podía ignorar.  

Leo en la sinopsis: una historia sobre un hombre birracial, que se hace pasar por blanco y debe enfrentarse a las mentiras de su vida cuando su mejor amigo es liberado de prisión y lo involucra en un crimen de odio racial

¿Cómo no seguir leyendo después de esa premisa tan poderosa?

Es así como decido dedicarme una tarde de lleno a la lectura de las 215 páginas de la versión en inglés. Admito que tenía mis propios prejuicios al momento de leer una historia como esta: los afroamericanos serían los buenos y oprimidos; los blancos, los abusivos y opresores. Una novela con claros villanos, sencilla.  

Debo reconocer que me equivoqué, que la historia de Bobby y Aaron es mucho más que eso. La narración cuestiona la identidad, la pertenencia, la herencia que cada uno tiene, la ame o la rechace. Aprendí mucho del libro y de sus personajes, de unas vidas que distan mucho de la mía, pero que, por primera vez, percibí muy cercanas.  

Jamás creí que sentiría empatía por un supremacista blanco. Nunca pensé que podría llegar a entender cómo una persona decide volverse supremacista. John Vercher me hizo pensar, me hizo cuestionarme, y dolió.

Hacía años que no lloraba con una novela, y El color de su piel me hizo llorar a mares. Me sentí incómoda por momentos, con rabia, apenada, pero la emoción clave al leer este libro para mí fue el dolor.

La recomiendo a todos los que quieran salir de la zona de confort, arriesgarse con una historia que te golpea, como si se tratara de una tragedia griega actual, que te hace pensar y te duele por tu propia situación de privilegio, esa que no queremos ver pero que está ahí.

Para saber más sobre este libro.

 

Libros del autor