Entrevista con Gareth Hanrahan, autor de 'La plegaria de la calle' - Trini Vergara

Somos lo que quieres leer

¿Cómo nace La plegaria de la calle?
Honestamente, no estoy del todo seguro.  No tenía una gran idea, o un momento clave en el que pensé “este libro debe escribirse”. Tomé cuatro o cinco ideas sobre las que quería escribir que han estado dando vueltas dentro de mi cabeza durante algún tiempo. Escribí unas 20.000 palabras al principio, interrumpí el trabajo, y no lo retomé hasta dos meses después. Me di cuenta de que lo que había escrito no tenía demasiado sentido. Empecé entonces a pensar en cómo construir la historia; cómo hacer una narrativa coherente; los puntos de partida, y demás… 

¿Cómo viviste el cambio en su actividad laboral pasando de ser un diseñador de juegos de rol a escritor? 
Lo he vivido como una evolución porque de hecho sigo sigo trabajando como diseñador de juegos, en momentos específicos. Fue algo accidental. Tras llevar más de 14 años diseñando, sentí que tenía que escribir una novela. Me puse a prueba a mí mismo. En principio pensé en la autopublicación, pero una mañana supe que mi agente estaba buscando manuscritos y se los envié. Por cierto, él hizo la parte difícil, lo recomiendo. 

¿Crees que crecer en la cultura de Irlanda te ha influido para escribir fantasía? 
Probablemente, pero es difícil opinar sobre ello con perspectiva. Sospecho que más que influir en mí a la hora de escribir fantasía, influyó en los temas a los que sigo volviendo. Sí, puede que la historia y las leyendas de mi país se filtren. 

¿Por qué escribes fantasía oscura? ¿Te has planteado cambiar de subgénero?
Lo cierto es que no sabía qué escribía grimdark hasta que la gente me dijo que era grimdark. En parte fue algo instintivo escribir sobre monstruos y peligros. También escribo algunas cosas divertidas en La plegaria de la calle, aunque son igualmente oscuras. Sí, puede que me plantee cambiar un poco… 

La plegaria de la calle reúne a muchas criaturas mágicas increíbles, algunas de ellas reconocibles, pero otras completamente nuevas. ¿Creaste un bestiario propio? 
Pasar casi 15 años como diseñador de juegos de fantasía es una buena experiencia. He podido crear una gran cantidad de monstruos. Es divertido. Algunos de ellos están inspirados en los ghouls de Lovecraft, que son prácticamente desconocidos. 

En cuanto al proceso creativo, ¿piensas primero en los personajes o en el mundo que les rodea? 
No está todo tan planeado desde el principio. Suelo escribir con tres o cuatro ideas y trato de hacer algo de alquimia. Elijo un tema para comenzar y el resto de ideas vienen detrás.  

¿Qué personaje tiene más de ti?
Creo que Spar es el más cercano.
 

Para saber más sobre La plegaria de la calle.

Libros del autor